Las semiviguetas prefabricadas de concreto, son ideales para utilizarse en la construcción de losas con el sistema de vigueta-bovedilla. Esto gracias a su objetivo, el cual busca aligerar losas y azoteas. Es un material que depende de la tecnología que se utilice en su fabricación para  permitir realizar el corte de la misma.

Debes saber que existen sistemas de colado complementario de comprensión, que hace trabajar a la losa de manera monolítica y es capaz de soportar las cargas de diseño, reduciéndose la vibración y las deformaciones. Esto es ideal para lograr una losa acústica y térmica.

Es importante conocer este tipo de viguetas para poder generar un ahorro en la construcción, es fabricado con base en hormigón y posee una estructura prismática. Su característica más notable es que, antes de hormigonar, se somete a tensiones aplicadas a través de su armadura de acero. Tales esfuerzos de compresión se introducen de manera regulada y se logran con el uso de tendones de acero de gran resistencia, que pueden acompañarse por cordones, alambres o barras.



El tipo elegido y la longitud de las semiviguetas puede variar según las necesidades del proyecto. Sin importar el caso, su función es proporcionar soporte a las cargas estructurales del forjado y transmitirlas hasta los apoyos. Existen diferentes casos en la fabricación, dependiendo la forma que se pretenda formar, por ejemplo: 

  • Un caso postensado: El hormigonado se realiza previamente, de modo que se disponen diversos conductos para alojar a las armaduras, que se sujetan a la viga cuando el hormigonado está listo.
  • El caso pretensado: El hormigonado se efectúa después de tensar las armaduras y la fuerza es transferida por adherencia. Los alambres que sujetan a las piezas se cortan cuando el concreto está preparado.
En cualquier caso, es importante realizar la limpieza y preparación del molde, hacer un corte del acero longitudinal de la semivigueta, colocar el acero y los separadores y hacer el anclaje del alambre.