La vigueta y bovedilla son materiales que en la industria de la construcción son utilizados por sus ventajas en su manejo, rapidez en concretar los proyectos y principalmente por su funcionalidad.


En la tesis Sistemas Constructivos de Alta Tecnología. Estructura: Vigueta y Bovedilla del Instituto Tecnológico de Querétaro, detalla la funcionalidad de estos materiales de tecnología italiana, que llegaron a México en los años 80’s y que actualmente son los más utilizados en edificación de losas en proyectos arquitectónicos de gran envergadura.


 La investigación precisa: “El sistema de vigueta y bovedilla está constituido por los elementos portantes que son las viguetas de concreto, presforzado y las bovedillas como elementos aligerantes. Las viguetas se producen en diferentes tamaños (sección geométrica), y diferentes armados, así mismo las bovedillas tienen diferentes secciones tanto en longitud, ancho y peralte, de tal forma que se tiene una gran variedad de combinaciones que pueden satisfacer cualquier necesidad”.


El sistema de vigueta y bovedilla se compone de estos elementos:

  • Bovedilla de poliestireno (clásica o peraltada)
  • Vigueta (de alma abierta o pretensada)
  • Malla electrosoldada
  • Capa de compresión
  • Cimbra provisional


Estas son las ventajas que ven los constructores en la vigueta y bovedilla respecto a losas tradicionales:

  • Eliminación de la cimbra de contacto (triplay, duela, tarimas, etc.)
  • Ahorro de 85 % de la cimbra total de la losa (puntuales y de contacto)
  • Ahorro de 60 % en tiempo y mano de obra en el cimbrado de la losa.
  • Ahorro del 20 % en volumen de concreto en obra.
  • Eliminación al 100 % de los materiales y habilitado del armado del acero de refuerzo.
  • Reducción considerable de desperdicios.


Por todos estos puntos, la vigueta y bovedilla es una tecnología que llegó a México para quedarse.