El casetón es uno de nuestros productos favoritos gracias a su funcionamiento. Es un material que presenta numerosas ventajas en reducción de costos y versatilidad de aplicaciones en la rama de la construcción; es conocido también por ayudar a obtener construcciones robustas y ligeras a la vez que presentan excelentes rendimientos.

Gracias a su durabilidad y fuerza en la estructura, es muy común que se utilice para la instalación de losas; es por eso, que queremos compartirte el proceso de instalación para dos de ellas:


  • Losa de vigueta y bovedilla.
  • Losa reticular.
Cuando es el caso de la losa de vigueta y bovedilla, es aconsejable colocarlas sobre una tarima en el momento que ya se tengan las viguetas en la obra y seguir el siguiente procedimiento:

  1. Al colocar las viguetas se deben poner como soporte  los polines, es decir, si vamos a poner 10 viguetas entonces se colocan 2 polines, contemplando uno por cada lado.
  2. Si el espacio es muy grande (mayor a 4m),  vamos a colocar un polín más que brinde un apoyo mayor a la estructura. 
  3. Cuando se haya terminado la cimbra  para losa, se empieza a  subir  las viguetas y bovedillas.
  4. Se colocan una al principio y otra en el la parte final, así logramos que las viguetas queden a una distancia parecida y  cuando coloquemos las bovedillas van a entrar sin problemas.
  5. Es muy importante tener en cuenta no caminar sobre las bovedillas, cuando la losa esté lista.
  6. Ya que las bovedillas son  ligeras y por el peso que se le pone al caminar encima de ellas  se pueden romper con mucha facilidad y ocasionar accidentes graves.
  7. Cuando existan espacios o claros grandes se debe colocar los “nervios por temperatura”, que son unos refuerzos de varilla al contrario de las viguetas.
  8. En espacios pequeños  se agregan varillas de medida 3/8 y si son más largos entonces  se colocan varillas de medio ½.


LOSA RETICULADA

Es importante mencionar que la  fabricación de este tipo de losa tiene mayor complejidad que losas macizas y compuestas por vigueta y bovedilla.

  1. Primeramente se debe realizar un armado de la estructura en sentido vertical  y horizontal para así formar la losa reticular.
  2. Al formar un rectángulo que será rellenado con casetón, y sobre los casetones va una malla de acero  y al final va la capa de concreto.
  3. En la losa reticular  el conjunto de casetón más el concreto le proporciona  a este tipo de losa una capacidad estructural mucho más  fuerte. 
Debido a que la estructura es más gruesa,  podemos lograr espacios más grandes sin apoyos y con funcionalidad térmica.